Decidir por donde

Algunas veces se escribe sobre temas importantes, tanto que no es habitual leer sobre ellos, lo cual en estos tiempos desabridos y descafeinados no es ninguna ventaja.

Hoy me llamó la atención el artículo La izquierda revolucionaria y el Estado de Izquierda Anticapitalista. Fui corriendo a leerlo, y recomiendo leerlo.

Pero lo que encontré fue una descripción liviana sobre distintas visiones del tema y ningún compromiso con ninguna de ellas, lo cual me dejó aterradoramente sorprendido.

Me gustó durante la campaña electoral de las europeas que I. Anticapitalista se postulara como una alternativa en la que caben distintas visiones antisistema; pero lo de este artículo es otra cosa, porque de todas esas visiones del estado no se elige ninguna, no se propone una propia, diferente u original, y tampoco se expone un compromiso de las diferentes visiones que hay en I. Anticapitalista.

Y esto es muy preocupante.  Sin una base definitoria de nuestra actitud frente al estado no es posible formular ninguna clase de propuesta política, ni con respecto al estado actual capitalista, ni con respecto a una sociedad libre de exlotación y discriminación, llamemosle socialista, libertaria o otra.

No hay proyecto político sin optar con respecto a la cuestión del estado.

Por ejemplo, la sanidad, está siendo privatizada, y quien lo está haciendo es el estado, estado español y las instituciones autonómicas que también son parte del estado.

No es posible decir solo “no a la privatización” porque ya se lleva corrido un trecho y por tanto debemos decir que camino queremos seguir:

  1. Si queremos volver a la antigua Seguridad Social, estatal, centralizada.
  2. Si queremos una sanidad autonómica pero sin gestión privada o con ella.
  3. O si lo que queremos es una sanidad pública gestionada conjuntamente por los trabajadores y los ciudadanos sin ingerencia del estado.

Yo me inclino por esta última  porque volvería a nuestras manos el control de esos recursos destinados a la salud y que pagamos nosotros mismos, y sobre todo podre podríamos negociar con los trabajadores de la salud su uso mas eficiente excluyendo a los políticos de turno que solo priensan en contratos, comisiones, beneficios bajo cuerda para tal o cual institucion privada, o simplemente robarnos lo que se nos descuenta en nómica cada mes para pasarlo a manos privadas.

Optando por esta definición estoy optando por un estado “decreciente” en poder e influencia, por una organización de la sociedad con poder de decisión real, por una reducción considerable de la burocracia y por una mejor sanidad pública.

Optar nos permite decidir los detalles de la política diaria y avanzar en los problemas inmediatos dejando claros cuales son nuestros objetivos estratégicos, sin vanguardismos ciegos, sin seguidismo borreguil y con elección consciente y pública del camino a seguir.

Optar no significa una merma de la pluralidad de una organización, sino el reconocimiento democrático de qué ideas progresan con mas fuerza y cuales no.

Elegir publicamente cual es nuestro camino nos permite abrir un debate social muy amplio sobre esto de forma que las elecciones internas y el peso de la opinión entre los sectores antisistema de la sociedad tengan vínculos reales y no solo organizativos.

Nada raro en los resultados

Las elecciones europeas han concluido con una abstención que cuestiona la legitimidad  del parlamento europeo. La mayoría de los ciudadanos no ha votado.

Si esto se hubiera producido en una institución añeja y con tradición se podría considerar un revés temporal, pero cuando es tan reciente que aún carece de “carta mágna” es un serio cuestionamiento político del proyecto.

No olvidemos que en algunos paises se rechazó la constitución europea en referendum y que ante la “tozudez” de los ciudadanos la comisión europea no hace sino buscar caminos que ignoren la volunda popular.

Y ese es el único camino real de la Unión Europea. Numerosos proyectos de legislación europea han chocado con la opinión popular, el mas sonado el de las 65 h semananles de jornada laboral. ¿Cómo pues creer el mensaje de la “Europa del progreso” que machaconamente emiten sus defensores cuando sus instituciones se dedican invariablemente a preparar medidas retrógradas y antisociales?. Esa es la “experiencia europea” y la base del crecimiento de las propuestas “euroescepticas”.  Si esta Europa antisocial es la que se pretende yo tampoco soy europeista.

El escepticismo sobre la Europa real que se pretende construir podría sin embargo devenir en un proyecto de solidaridad europea con bases sociales, ecologicas, integradoras…. pero en su ausencia había que votar.

Y el voto no puede ser mas claro. Han castigado a los gobiernos, los que están conduciendo la crisis y los responsables inmediatos de lo mal que nos va. Han castigado a la seudoizquierda, en el gobierno en muchos casos y duramente cuestionada por ser ellos los gestores de los recortes sociales. Nadie cree que la socialdemocracia o satélites de esta tengan proyectos diferentes a la dinámica general antisocial del sistema capitalista en crisis.

Y puesto que no hay alternativa se ha manifestado la derecha que si sabe lo que quiere hacer, véase nueva reforma laboral en España. Se ha manifestado el conservadurismo nacionalista y xenófobo, y se ha manifestado la formación ideológica conservadora de la mayoría de la sociedad.

Se abstuvo la mayoría de los votantes. No me caben dudas de que esa mayoría eran potenciales votantes de un proyecto de izquierdas opuesto al sistema capitalista. Pero el proyecto no existe.

El Parti Anticapitaliste de Francia o Izquierda Anticapitalista aquí son dos intentos noveles de cambiar esa tendencia. Su mensaje fresco ha calado en sectores muy activos pero claramente insuficientes para tener el impacto social necesario.

Queda en nuestras manos cambiar nuestra realidad en este desierto político

A la sombra de las preguntas para Zapatero

Me sorprendió la pasada noche en el esperado debate de “Tengo una pregunta para vd” la fluidez de Zapatero en las respuestas a los ciudadanos que fueron invitados al debate.

Se defendió bien ante las preguntas mas comprometidas y no se dejó enredar en ninguna de las cuestiones.

Me llamó la atención la repetición de algunas expresiones aprendidas para el debate como “esa es mi primera preocupación” con la que empezó muchas de las respuestas. Me sorprendió que se hicieran referencias a temas de la campaña electoral como el asunto del pleno empleo y no a los mas que evidentes  errores de análisis de la situación económica hechos por Solves o a las frecuentes meteduras de pata de Magdalena Álvarez.

También me sorprendió que no hubiera respuesta alguna a la otra coletilla, usada con abuso, y que se constituyó en la única medicina del gobierno ante la crisis “confianza”.  A pesar de que se cuestionaron algunas de las medidas del gobierno como el plan de obras municipales la “confianza” prevaleció sobre todo.

En una primera evaluación hay que reconocer que según pareció la mayoría de los ciudadanos no cuestiona la capacidad del gobierno para enfrentar la situación, y la figura de Zapatero no parece desgastada por el tiempo transcurrido desde las elecciones.

Solo dos intervenciones parecieron reflejar la inidencia política de la oposición del PP y ninguna de las grandes cuestiones planteadas por el PP tuvieron un eco mínimo entre las cuestiones planteadas de lo que se puede deducir que la labor de la oposición hierra abiertamente en sus objetivos teniendo en cuenta la que está cayendo sobre una parte muy amplia de la población.

Lo que si reflejó tanto la intervención de Zapatero como de los asistentes es la percepción de la gravedad y el alcance profundo de la crisis, así como su origen internacional; los responsables “nacionales” de la especulación inmobiliaria y financiera salieron totalmente indemnes.

Ha habido algunas respuestas sociales a las secuelas de la crisis, sin embargo las pequeñas dimensiones de estas parecen corroborar que la “confianza” persiste y que la mayoría de trabajadores se encuentran en estos momentos tan resignados como desarmados ante la situación.

El termino “confianza” incluye un ingrediente sociológico de gran alcance, “otros“, el gobierno, las grandes instituciones internacionales…. deben hacer algo para sacarnos de la crisis.  Nadie piensa ni dice que tenga alternativas siquiera parciales para que sean los mismos afectados por las consecuencias de la crisis los que aporten una salida a esta.

Recuerdo una de aquellas célebres frases forjadas para permanecer…. “la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”.

Está claro que hoy eso no será así y por tanto “no será“, no se liberarán pero también me queda claro que quienes quieran ese destino para la sociedad, liberar a l@s trabajador@s de la opresión-explotación-discriminación…. tendrán que empezar por borrar de la conciencia colectiva la esperanza en esos “otros” para que sea efectivamente cosa de ellos mismos.

¿Que se celebra el dia del medio ambiente?

Hace años a esta pregunta era fácil responder. Era un dia de concienciación sobre la necesidad de defender la naturaleza y el medio ambiente.

Hoy 5 de junio de 2008 coincide esta celebración con multitudinarias manifestaciones y movilizaciones de transportistas, pescadores agricultores y otros fuertemente afectados por la subida de los combustibles. Las causas necesidades crecientes de un recursos en vías de agotarse y claro siempre alguien que especula.

Pero ese bien que se reclama, los combustibles fósiles, son la causa principal del calentamiento de la atmosfera y el cambio climático contra el que hay un cierto consenso mundial.

Paralelamente hoy ha concluido en Roma la Cumbre Mundial de la FAO sobre Seguridad Alimentaria en la que se han debatido sobre como parar el encarecimiento de los alimentos básicos, que en los paises mas pobres se traduce en hambre y amenazas de revueltas populares. Encarecimiento y clima están esta vez muy relacionados ya que para frenar el cambio climático sin renunciar a la forma de vida consumista en los países ricos se están usando cereales y otros productos alimenticios básicos para obtener biocombustibles. Así están coincidiendo altas producciones agrícolas con precios muy altos y escasez de estos productos.

En el dia del medio ambiente se cruzan acusaciones contra el norte rico del planeta pidiendo que cesen las subvenciones y la protección a la agricultura en los países ricos para que las producciones del sur puedan entrar en esos mercados con altos precios.

En el norte acusan a Lula por ejemplo de dejar que progrese la destrucción de la amazonia y exigen a los paises pobres que protejan sus bosques y acaben con las talas, la agricultura extensiva y otras técnicas tradicionales agresivas con el medio ambiente.

La Cumbre de Roma parece no haber resuelto nada en este lio, las ayudas económicas con cifras que suenan bien no servirán para detener las subvenciones y ayudas a la producción de biocombustibles que por otra parte y aunque sea menos, tambien producen C02.

Los productores no consiguen rebajas reales en el precio porque no hay mas petroleo del que hay y los estados no están dispuestos a reducir sus ingresos por impuestos al consumo de combustibles.

Y si alguien no ve futuro en Congo, Perú o Afganistán lo tendrá ahora peor para ir a trabajar donde van sus alimentos básicos. La Unión Europea acaba de reformar las leyes comunitarias en relación con la llegada y las condiciones para extranjeros no comunitarios, medidas para endurecer la ley, las condiciones de permanencia y facilitar las expulsiones recortando derechos humanos fundamentales.

Los resultados de este panorama no pueden ser mas desoladores. Se extenderá el hambre y como consecuencia de los precios de los combustibles se reducirá el número de quienes “disfrutan” de esta esta forma de vida tan destructiva para la naturaleza y el ser humano. Todo para mantener el ritmo de consumo que ha llevado al mundo al borde de su destrucción ecológica, solo para mantener el coche como centro de referencia de las aspiraciones personales, los transportes masivos y el derroche de recursos.

Resultan admirables los grupos urbanos que están demostrando que se puede comer de los cubos de basura porque se tira tanto y bueno que no se puede hablar de despojos. Pero donde ni siquiera estan esos cubos con esa basura tan apetecible ¿qué han de hacer?.

Esa pregunta, ¿que hay que hacer? es para tod@s no solo para los desposeídos, porque lo iremos siendo cada vez mas, y para quienes consigan escapar quedará un mundo progresivamente degradado y hostil.

No se si en cumbres o como, pero para el ser humano ha llegado el momento de buscar un consenso diferente al que se quiere imponer en Roma, en la ONU o la UE. Una forma de vida cuyo resultado sea un ecosistema para todos los humanos donde la naturaleza recupere toda su riqueza.

En ese ecosistema sobra nuestra actual forma de vida y sobra también el sistema de acumulación por el que las multinacionales se están volviendo ecologistas y para el que destinan los gobiernos, con cara verde, grandes subvenciones.

Eso si que me gustaría celebrarlo el dia del medio ambiente.

Debate, voto útil y alternativas

Ayer hice un esfuerzo y escuché todo el debate entre Zapatero y Rajoy. Lo hice porque me asalta como en todas las elecciones, el asunto del voto útil, qué hacer con el voto cuando se sabe que no hay nada práctico que hacer con él.

Así sin pensar mucho mas me pareció que Zapatero estuvo mejor que Rajoy, parece que algunas encuestas dicen algo así.  Cuidó mucho mas su imagen, estuvo sereno, y no dejó que Rajoy le llevara a los debates que no le interesaban. Metió la pata al no reconocer los problemas como un programa de actuación para corregirlos lo cual dio pie a Rajoy a atacar en temas dolorosos para la gente como las subidas de precios, las hipotecas, la amenaza del paro o los precios de la vivienda.

Rajoy, histriónico, no pretendió ampliar su público habitual, parecía mas interesado en contentar al sector mas derechista y chillón de su organización que en convencer a electores dudosos y tuvimos que conformarnos con esa ridicula niña que describió como semejanza de su programa. El resto de sus intervenciones, en el estilo habitual fueron solo para desprestigiar al adversario sin proponer nada a cambio.

Por lo demás hay que aceptar el término “debate” porque lo han llamado así, pero estuvo muy lejos de serlo. Cada cual hablaba mas para el público que para quien se sentaba en frente y Rajoy en particular se ciñó tanto al guión que le habían dado que principio y final fueron descaradamente leidos.

Si tenía que decidir solo con lo de esa noche mi decisión sería votar PSOE, pero no puedo olvidar que fue el PSOE el responsable de la destrucción del tejido industrial en la época de las reconversiones para convertirnos en un pais terciarizado, con un mercado de trabajo precarizado.

Si pretendía el PSOE convencer de lo malos y derechosos que son en el PP para conseguir el voto indeciso de la izquierda el debate pudo servir porque Rajoy no tuvo otra cara que esta y si miramos a la izquierda parlamentaria solo encontraremos a IU con su papel de sombra y apoyo gratis de cualquier gobierno del PSOE.

Aunque no sea facil, aunque sea dificil empezar, aunque pese el  lastre de la divisiones pasadas…, quienes deseamos que exista una política de izquierda  y no solo un discurso fraguado en los estudios de márqueting, tenemos en nuestras manos la posibilidad de dotarnos de un mínimo sello político con el que explicar que otra política es posible y no solo de dar nuestra papeleta para que valga para poco o nada, cuando no para ser utilizada contra nuestras ideas.

El futuro de Cuba y el protagonismo de los cubanos

Fidel CastroUna carta de Fidel Castro en Gramma planteando su renuncia a la reelección en sus cargos ha despertado el debate de la sucesión de Fidel Castro y el futuro de Cuba.

Alguna prensa ha reflejado el ambiente de la disidencia cubana en Florida y Miami que se ha manifestado como si hubiera caido el régimen. Algunos disidentes recien excarcelados han declarado en España su excepticismo al respecto.

Las reacciones sin embargo reflejan la experiencia de como funcionaban los sistemas soviéticos de “socialismo real”.

La orientación política del estado y sus cambios ha estado siempre ligada a la permanencia o sucesión de sus dirigentes hasta el punto de que la tendencia natural de la clase política era morir en el cargo. El embalsamamiento de Lenin como simbolo de esa “huella de autenticidad” llevó hasta hacer lo imposible posible por evitar cualquier cambio como sucedió con el significativo caso de Leonidas Breznef, apodado sarcásticamente como “la momia”.

Dice Hugo Martinez en III Republica.es citando el programa de I.U… “Sólo a los cubanos corresponde determinar su futuro político y social, en el respeto pleno de los derechos humanos”. Hoy desgraciadamente y para el cambio de orientación, los cubanos no cuentan nada, igual que contaron antes de la enfermedad de Fidel.

Un cambio en el que el camino a seguir fuera decidido por los cubanos exige o bien una intervención popular para conquistar ese derecho o bien una concesión del poder reinante que permitiera alguna clase de participación en la vida política. Y no tenemos hoy conocimiento de ningún sector del partido comunista cubano que abogue por esa clase de cambio.

En la estrepitosa caida de los paises del este estuvieron presentes ambos factores, intervención popular y reforma política, combinados en mayor o menor grado, a pesar de que en el PCUS fueran muchos los que desearan una “salida a la china”.

Está claro que no es posible mantener mas el actual sistema social sobre la base de una economía quebrada desde hace algunos años y es lógico que por tanto el retorno al mercado mundial nos traiga un capitalismo con un pesado estado burocrático o incluso dictatorial.

No creo que una apertura desde arriba o un camino marcial (pequinés) hacia el mercado capitalista tengan como objetivo salvaguardar un mal llamado sistema socialista, sino conseguir una integración de Cuba en el mercado mundial que no socave el monopolio del poder en la isla.

Una alternativa en el sentido del socialismo, sin explotación, sin gestión estatal de la propiedad colectiva, con pluralismo, democracia social y política, exige inevitablemente de la irrupción del pueblo con un programa cuyo punto de identidad central sea devolver al pueblo el protagonismo en todos los aspectos de su vida social y política.

Igual que en el partido no existe tampoco en el pueblo, gracias a las purgas políticas, ningún sector que apunte en esta dirección.

Aun cuando no comparto el “programa de acción” que se vislumbra en el artículo de Hugo Martinez si creo que podemos tener Una ocasión para Cuba, una ocasión para la izquierda que va mas allá del marco de unos derechos humanos siempre utilizados, raramente cumplidos y francamente insuficientes.

kosovo y los estados como alternativa

kosovo etnias

“Kosovo divide la comunidad mundial y es un nuevo foco de tensión en Balcanes”

El titular de Terra, y su contenido resume el nuevo temblor en la estructura de estados y el equilibrio de fuerzas que a través de ellos gobiernan el mundo.

Tras la declaración de independencia se ha manifestado la división en los organismos internacionales de forma que los reconocimientos y rechazos han impedido un pronunciamiento tanto de la ONU como de la Unión Europea. Mientras los ciudadanos kosovares celebraban la declaración intervenían por primera vez las tropas de la ONU contra ciudadanos serbios que habían incendiado un puesto fronterizo

Habia leido antes el la opinión de Carlos Taibo en Altersocialismo, para él “ni siquiera quienes defienden el principio de libre determinación –entre ellos me cuento– tienen con qué sentirse satisfechos“. La verdad es que tampoco yo, no solo por el resultado y vericuentos por donde discurrirán los acontecimientos en adelante, sino también por las alternativas que no han surgido, por las ausencias.

Muchos estados rechazan la independencia porque abrirá la ‘caja de Pandora’ de las aspiraciones independentistas de muchas otras regiones a lo largo del mundo, en el corazón de algunas potencias y en los Balcanes mismos. No faltan las acusaciones sobre una independencia modelada para ser utilizada por EE.UU en la zona con formato militar, oleoducto o presión zonal.

Entre las poblaciones afectadas la aceptación o el rechazo están vinculadas con la esencia del estado como aparato de gobierno de los intereses de una parte de la población. Los serbios porque su identidad histórica y cultural forjada en la lucha contra la ocupación turca tuvo su centro de referencia precisamente en Kosovo; los kosovares porque el estado serbio no solo no les defendió sino que les persiguió anulando su identidad cultural mediante acciones militares genocidas. Croatas, eslovenos y macedonios porque la independencia de Kosovo hará irreversible la independencia que consiguieron con la desintegración de Yugoslavia.

Y así si proseguimos cada ficha del dominó de estados en el mundo se tambaleará al ponerse en cuestión la identidad o el sometimiento de pueblos y culturas.

Para quienes defienden esta forma de organización del mundo decidir si apoyan o rechazan solo tiene que ver con si se cuestiona o refuerza su posición con respecto al actual equilibrio de estados que no es sino la forma organizada y de fuerza del dominio de partes de la población en cada uno de los paises respectivos.

Para quienes creemos que cada pueblo tiene todo el derecho a decidir como se organizan y defienden sus intereses o sus relaciones con otros pueblos el problema es si seguimos usando el estado, esa maquinaria ancestral, como alternativa de liberación. Y yo creo que hay que abandonarla por completo.

Para convencer a la minoría serbia en Kosovo de que la organización cultural, económica, social de los albano-kosovares no perjudicará su identidad o su organización cultural, económica, social pudiendo desarrollarse ambas sin infringir afrentas ni intervenciones ajenas. Para esto la organización de la sociedad y sus organismos políticos deben integrar a toda la sociedad y no alguna de sus partes y por tanto hay que descartar a los estados como alternativas.

¿Como construir organizaciones sociales dispersas por los balcanes siguiendo mapas étnicos?. Quizas tengamos que rescatar del saco de la historia y la utopía la desaparición de las fronteras, la disolución de los ejércitos y la organización horizontal según criterios de afinidad u otro, de la población misma.

No me vale la etiqueta de “utopico” para devolver estas ideas al saco del olvido. Podemos hacer aquello que nos propongamos siempre que lo permita la naturaleza no humana porque la humana ya sabemos que es 100% mutable en sus formas sociales. Tampoco me vale aceptar ni el curso de la historia ni los mecanismos genocidas o represivos con los que se amoldan a las poblaciones guste o no el actual estatus mundial.