El poder de un manifiesto, el poder social de la red

Los ciudadanos que estamos participando en la revuelta contra la “Ley de Economía Sostenible” estamos extremadamente sorprendidos de lo que está sucediendo en estos momentos en la red. Y lo mas impactante es que somos nosotr@s mism@s y no alguien a quien apoyamos o que hable por nosotros.

Internet se empieza a consolidar como espacio público y político. Lo tantas veces repetido comienza a ser verdad. Nadie puede vivir al margen de la Red porque muchos estamos en ella. La velocidad de organización, comunicación y su impacto, además de la facilidad para poner a gente de acuerdo -como en las listas de correo y el Wave que sirvieron para alimentar, debatir y redactar el manifiesto-, es cada vez mayor.

vía Periodistas 21: El poder de un manifiesto.

Todos hablamos, todos hacemos, posteamos, compartimos, twitteamos y vemos como el gobierno se resiente, como surgen fuertes críticas en mismo PSOE, malas caras en el gobierno voces disonantes entre ministros.

La tarde del martes 1 de diciembre empezabamos a saber del borrador hecho público con un infame ataque contra nuestros derechos en internet al final, casi escondido.

El intercambio de los primeros posts alertó a todo el mundo y esa noche usando una herramienta en pruebas, Google Wave se forjó el manifiesto En defensa de los derechos fundamentales en internet.

A la mañana siguiente a las A las 13,26 h. había 429.000 resultados en Google referenciando el Manifiesto, 980.000 a las 18 h, 2.190.000 ahora.

Se creó un grupo en Facebook que tiene 71.736 miembros y sigue

Y han nacido otros grupos que crecen a su amparo como POR EL LIBRE ACCESO DE LOS CIUDADANOS A LAS CUENTAS PÚBLICAS  y otros subgrupos para las manifestaciones de mañana.

Han saltado al cielo las audiencias de las entrevistas a los redactores y Twitter #manifiesto ha relevado al movil en la movilización ciudadana inmediata permitiendonos seguir segundo a segundo que sucedía incluso en la misma reunión con la ministra que tenía cosas mas importantes y se fue dejando plantados a l@s citados.

Internet se empieza a consolidar como espacio público y político. Lo tantas veces repetido comienza a ser verdad. Nadie puede vivir al margen de la Red porque muchos estamos en ella. La velocidad de organización, comunicación y su impacto, además de la facilidad para poner a gente de acuerdo -como en las listas de correo y el Wave que sirvieron para alimentar, debatir y redactar el manifiesto-, es cada vez mayor.

vía Periodistas 21: El poder de un manifiesto.

La movilización está teniendo fuertes ecos en todo el mundo y los internautas de otros lugares aprenden y se preparan contra posibles medidas de igual signo.

Internet se está volviendo un espacio político de efectos inmediatos para la ciudadanía una herramienta de increible eficiencia

La violencia contra la mujer… los “machos” son responsables

El sábado 20 de octubre se celebró en Madrid, una manifestación “atípica”, organizada por hombres y llamando a otros hombres a movilizarse contra los asesinatos, la violencia y la discriminación a las mujeres. Hay otras manifestaciones previstas en otras ciudades, algunas ya se celebraron el domingo 21.

Había también mujeres claro, pero esta no era una manifestación del movimiento feminista sino de grupos de hombres que reconocen en el machismo y el patriarcado la fuente y el origen de estos asesinatos que gotean día a día ante la pasividad de la mayoría de la sociedad, como el nº 60 de este año de ayer mismo en Madrid.

Aunque existen cada vez mas recursos legales, penales etc contra esta clase de crímenes lo cierto es que el rechazo de los hombres es totalmente pasivo o silenciosamente cómplice.

Nos retiene que el rechazo a la violencia contra la mujer terminara por cuestionar las relaciones jerárquicas que hacen que ella, pese a sus intentos, siga dominada y explotada por su “media naranja”.

El patriarcado establece bajo el peso de la tradición cómo deben resolverse determinadas tareas necesarias para la vida, que careciendo de valor de cambio, se minusvaloran y desaparecen de cualquier anal económico y que sin embargo mantenemos férreamente asignadas a la mujer.

La cena en la mesa, la ropa limpia, los niños alimentados y cuidados a la puerta de la escuela, la compra hecha… , los ancianos y enfermos a su cuidado…, no hacen sino maximizar el tiempo y la posición del hombre para obtener una mejor valoración social, un mayor nivel cultural, mejores trabajos y una mejor posición ante su propia compañera.

Hace algunos años sectores del movimiento feminista radical reclamaban un salario para la mujer a cuenta de estos trabajos, exigiendo un valor de cambio que permitiera valorar el trabajo doméstico de la mujer.

Eso es técnicamente factible, y no dudo que economías de “bolsillo ancho” lo puedan asumir: servicio domestico, canguros, asistentes sociales, y hasta amores de pago. Pero no me parece que la solución esté en mercantilizarlas como un valor mas del mercado, sino eliminar la explotación y sojuzgación jerárquica que sufren.

Quienes creemos que hay que acabar con toda explotación no podemos seguir impasibles y dejar que las tradiciones y el peso de las costumbres nos conviertan cualquier día en un criminal mas o en el mejor de los casos sigamos siendo unos explotadores.

Está en nuestra mano contribuir a que esto cambie:

En nuestra vida privada con nuestra compañera e hijos; compartiendo con ellas, como si fueran nuestras, las tareas que históricamente les asignó el patriarcado, única forma de mantener una relación de convivencia y sentimental libre e igualitaria. Y enseñar a nuestros hijos a actuar también así.

En nuestra vida pública en el trabajo, con l@s amig@s no tolerando ninguna actitud discriminatoria hacia la mujer, ni en el lenguaje ni en las actitudes ni ante la violencia sexista.

En la búsqueda de soluciones contra la ideología dominante, contra los posos machistas tradicionales de nuestra cultura considerando que para acabar con toda explotación humana, en la rebelión por el cambio social, la liberación de la mujer y la erradicación del patriarcado son partes inseparables.

Si ya las mujeres hacen cuanto pueden para salir de la sumisión a la que las hemos sometido, es nuestra responsabilidad por haberlas sometido durante tantos siglos luchar con ellas y apoyarlas contra aquellos hombres, incluidos nosotros mismos, que no solo se resisten a la caducidad del patriarcado sino que enarbolan violentamente contra ellas su supuesto derecho jerárquico.

Si estas nuevas movilizaciones van por ese camino, enhorabuena y hagamos por la extensión de este movimiento de hombres contra la violencia patriarcal.

Guerra movilizaciones y alternativas políticas

“Creo que Aznar no debió estar en las Azores, porque además estuvo y pareció que era uno de los que declaró la guerra, cuando no íbamos a la guerra y esa imagen que se trasmitió desde las Azores fue profundamente negativa (…) Fue una decisión personal, él dirigía la política del Gobierno (….) y la imagen que trasmitió es la que permite decir que estuvimos en la guerra de Irak, cuando no estuvimos”

De esta forma Ignacio del Burgo ha abierto en el PP una fisura por el mismo sitio que le provocó perder las elecciones generales. Aunque Acebes le haya recordado que apoyó en su momento esa decisión su cara en la rueda de prensa evidenciaba el “tocado en llaga” que se acababa de producir.

Sin embargo Acebes, como es costumbre en él, recordó que hay tropas españolas en Afganistán y Líbano, el punto gordo y borroso de la pasada manifestación contra la guerra del pasado 17 de marzo.

Esta tuvo otros puntos de los que ha habido escaso eco. Para mi el cambio en los protagonismos tiene mucha importancia.

En ocasiones anteriores de la movilización contra la guerra fueron grupos antisistema y organizaciones sociales las que promovieron organizaron y dieron cuerpo doctrinal a las movilizaciones. Los afiliados y simpatizantes de PSOE IU CC.OO o UGT asistían disueltos a ellas. Esto creó el magma social que tras los atentados del 11 M, y por la falsificación del gobierno Aznar, llevó a la derrota electoral de la derecha.

Esta vez fueron estos protagonistas disueltos en el pasado los que dieron cuerpo organizativo y doctrinal a las manifestaciones contra la guerra y la ocupación de Irak, y por ello se silenció la presencia militar en Líbano y Afganistán y se convirtió la manifestación en un nuevo uso de las victimas del 11 M y apoyo político al gobierno.

Asistí a esta para ver, me escapé en poco a “la otra”, la convocada en Sol, donde un pequeño número de personas aguantaba para manifestarse bajo la presión de numerosos efectivos policiales con el “casco de dar” en la mano.

Estaba muy clara y evidente la desorganización y dispersión de la gente antisistema, la única que podría responder coherentemente a Ignacio del Burgo, a Acebes y al PSOE. Pero estas gentes con las que me siento participe y solidario, no son capaces de hacer nada o se oponen directamente, a dar cuerpo político al magma del que hablaba antes.

Al no existir ninguna salida política para ese cuerpo social el movimiento antiglobalización quedó solo en la memoria de algun@s y en el celuloide (pasta o digital). Igual ocurrió despues con el movimiento contra la guerra de Irak. El único beneficiado ha sido el PSOE, siempre se benefician ellos de lo que hacemos quienes no tenemos objetivos dentro del sistema.

No me sorprende la disolución de este espacio político y las dificultades para construir un movimiento social que frene el ascenso del franquismo, pues como en otras ocasiones ni PSOE ni IU harán nada para impedirlo.

Durante la gestión alza y euforia del movimiento antiglobalización mucha genté pensó que aquel pudiera ser el camino para la superación del micronésico tamaño de los grupos y las difíciles relaciones intersecarias, estas sin embargo se siguieron manifestando en la forma de cesiones sistemáticas para el consenso y vacio total de perspectivas. Lo que aparentemente era una fortaleza llevó despues a la muerte del movimiento.

En la preparación de las manifestaciones del 17 de marzo volvieron a salir todos estos “viejos trastos” y la unica forma que quedó de mantener algunba relación entre los manifestantes de un lado y otro fue el trasiego de una manifestación a otra que much@s practicamos.

No se si del silencio que vivimos saldrá alguna vez algo, lo que si tengo claro es que nada sale por eco, rebote, generación espontanea o fenómeno natural.

Por esto creo que es necesario crear un espacio político donde todos los grupos alternativos antisitema podamos estar.

Que debe haber unas mínimas normas de consenso para la movilización y la propuesta política que excluya la escandalera sectaria entre grupos.

Que debemos dejar el terreno de la decisión estratégica a la decisión popular y acabar con el vanguardismo heredado del pasado y penetrado hasta los confines de los grupos mas declaradamente anarquistas.

Que debemos abordar el problema de la cultura popular para atajar el progresivo vaciamiento de conciencias.

Y otros temas que gustosamente habria que decidir o abordar en ese espacio.

Diferenciados pero con algún punto de conexion contra el franquismo del PP

El proximo 17 de marzo hay convocadas diferentes manifestaciones en todo el mundo con motivo del IV aniversario de inicio de la guerra y ocupación de Irak. Esta oportunidad de exigir la retirada de las fuerzas ocupantes se produce en un momento muy particular de la situación política aquí.

En otro momento no vería ninguna razón para compartir manifestación con el PSOE si fuera para rechazar la ocupación de Irak, pero la declaración sacada por estos para esta convocatoria nos recuerda que el PSOE sigue siendo partícipe consciente y voluntario de las políticas que llevaron a la invasión con la presencia de tropas en la guerra oculta de Afganistán y en Líbano.

Aún asi, dado el fuerte ascenso del franquismo y la pasividad hasta ahora frente a la ocupación de las calles por estos, creo que se debe tener cuidado en como participar en estas movilizaciones.

Esta claro que el aniversario tiene para el PSOE dos caras. La rememoración de la derrota electoral al PP y pensando en nuevas de la misma indole, y que es la primera oprtunidad de darle al PP por donde le duele tras las ultimas movilizaciones franquistas que estos han organizado.

Hay que ir por separado para exigir la salida de Irak de Yanquees y aliados y la nuestra de El Libano y Afganistán y, de ir en la misma manifestación o coincidiendo en algun sitio, hacerlo de forma que se vea patentemente que somos diferentes y discrepamos abiertamente del PSOE.

Lo que no creo ayude es ignorar el momento en el que se produce esta manifestación caracterizado por el ascenso del fascismo de viejo estilo con el colorido de los franquistas de siempre. El PSOE es responsable en parte de ello por mirar sistemáticamente a la oposición y actuar según el barometro electoral. Pero no es el culpable, eso le toca al PP y los grupos fascistas que crecen a su sombra.

Hasta ahora se ha hecho muy poco para recuperar la calle tomada por los franquistas. Esta manifestación puede ser un buen comienzo si se mantiene la diferenciación, pero no hasta el punto de que manifestantes del PSOE no se puedan manifestar con nosotr@s en esta o en otras manifestaciones convocadas específicamente contra los franquistas.

Quizas sea un buen momento para tomar la iniciativa y dejar la posición defensiva ante el avance del fascismo en la que nos ha dejado el gobierno del PSOE.